Álvaro Gutiérrez acaba de ser nombrado gerente del área de Medio Ambiente de la consultora española Idom en Brasil: “El país tiene un potencial tremendo, aunque sigue habiendo grandes barreras de entrada, como el hecho de que para acceder a una licitación solo cuente tu historial brasileño en el sector”. Esto hace que la única opción inicial para las pequeñas empresas sea la asociación con una compañía brasileña.

“Las mayores oportunidades para el sector privado se encuentran sin duda en el ciclo del agua”, apunta el director de la revista de referencia Saneamento Ambiental, Francisco Alves. Pero los datos oficiales son bastante diferentes de los que suministran varias organizaciones no gubernamentales. Si para el Gobierno el 95% de los hogares tiene acceso al agua corriente, fuentes alternativas apuntan a una cifra inferior al 80%.”. El problema está en el alcantarillado y el tratamiento de aguas fecales, cuya cobertura se acerca en el primer caso al 60% de la población y no llega al 30% en el segundo.

Precisamente en el sector del agua actúa Ambient, empresa perteneciente al grupo OHL. La empresa gestiona desde hace 8 años la red de alcantarillado de Ribeirão Preto, una ciudad de 600.000 habitantes en el estado de São Paulo.

Como reconoce el director del grupo OHL Brasil, Antonio Isaac, “el caso de Ribeirão Preto, que ya es el mayor centro privado de tratamiento de aguas de Brasil, nos ha abierto varias puertas, dentro y fuera del sector”. De hecho, este mismo año Ambient ya ha ganado el concurso para construir una depuradora en otra ciudad del estado de São Paulo, Mogi Mirim, y continúa esperando la resolución de algunos concursos más. Para Isaac, el mayor problema para operar con el sector público en Brasil es que hay que nacionalizar la empresa, es decir, constituir una filial en el país que tenga las mismas garantías financieras que la matriz. “Eso sí, cuando consigues demostrar que haces las cosas bien, empiezas a ganar concursos, porque hay mucha necesidad de know how”, añade Isaac.

Y concesiones habrá para rato. El Ministerio brasileño de las Ciudades estima que son necesarios 75.000 millones de euros en 20 años para actualizar la red de alcantarillado del país y 40.000 millones para la recogida de residuos sólidos. El Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC) del Gobierno prevé una inversión de más de 16.000 millones de euros en cuatro años en el área de medio ambiente, un cuarto de los cuales corresponderían a la inversión privada. El problema, como apunta el especialista en saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Patrício Naveas, está en la “lentitud de la Administración, que prácticamente no ha presentado proyectos que puedan atraer a las empresas”.

Por otro lado, cinco años después de la aprobación de la Ley Federal de Contratos Público-Privados -es decir, la fórmula de Participaciones Público-Privadas (PPP)-, su entrada real en funcionamiento ha sido muy lenta. El sistema consiste en que la empresa adjudicataria de un servicio crea una sociedad privada de propósito específico (SPE) que construye y explota la infraestructura, mientras la administración paga un alquiler. Hasta este mismo año no se han firmado los primeros contratos público-privados en Brasil, con el Ayuntamiento de Salvador de Bahía a la cabeza. El modelo es flexible: algunos municipios han buscado fórmulas imaginativas para eludir los problemas derivados del pago por los servicios, como Mauá (São Paulo), en que la empresa adjudicataria gestiona directamente el cobro de la cuenta de agua y abona después la parte correspondiente a la Administración.

Pero no todo han sido éxitos. La barcelonesa Aguas de Barcelona (Agbar) se marchó de Campo Grande, la capital del estado de Mato Grosso do Sul, hace pocos años. También la francesa Suez acabó abandonando varios municipios del Amazonas. En ambos casos el problema fue el mismo, como cuenta el coordinador del Programa de Modernización del Saneamiento del Ministerio de las Ciudades, Ernani de Miranda: “Por desconocimiento de la realidad local, las empresas pagaron un precio demasiado alto por la licitación de los servicios de agua, que fue imposible recuperar”. A ese problema hay que sumarle la “inseguridad jurídica que ha rodeado a las licitaciones hasta la aprobación de la ley citada y que ha facilitado abusos de todo tipo por parte de las administraciones y de las empresas concesionarias”, recuerda el consultor de Recursos Naturales del BID, Jorge Meza.

Por si eso fuera poco, la opinión pública no es entusiasta de la participación de empresas en la prestación de servicios, que muchas veces se tacha de privatización del agua, por ejemplo. Cuando el Gobierno del estado de Bahía quiso licitar el servicio de alcantarillado, en 2001, la contestación popular fue de tal magnitud que incluso la Iglesia se posicionó en contra de la propuesta.

¿Cómo hacer, pues para no pillarse los dedos en la abultada máquina burocrática brasileña? El secretario de Logística del Ministerio de Planificación, Rogério Santana, recuerda que “en los últimos años se ha puesto en funcionamiento un registro electrónico de empresas que pueden acceder a licitaciones según su sector, que es la mejor vía para trabajar con las administraciones federal, estatal y los mayores municipios”.

Concretamente, el sistema cuenta con más de 500 administraciones asociadas y más de 280.000 empresas registradas y ha conseguido un plazo de entre 13 y 17 días para la resolución de concursos. Para entrar, eso sí, hay que contar con una oficina física y una personalidad jurídica en Brasil.

Por otro lado, desde la Asociación Brasileña de Concesionarios de Servicios Públicos de Aguas y Alcantarillado (ABICON) se sugiere a las empresas españolas que contacten con la red de pequeñas compañías estatales y locales. Muchas de ellas tienen serias dificultades de financiación, y se puede intentar establecer con ellas los llamados contratos de riesgo, en que la empresa privada se lleva los beneficios si consigue que el prestador de servicios públicos cumpla unas metas previamente establecidas. Este modelo ya se usa en Brasil para contratos con compañías eléctricas.

Principales ferias
FENASAN
Salón profesional del sector de materiales y equipos de saneamiento
São Paulo (Brasil)
Próxima edición: del 12 al 14 de agosto de 2009.
Organizador: Acqua Consultoria
Tel. 00 55 113 871 36 26
fenasan@acquacon.com.br