Esta empresa sevillana de biomedicina cuenta con una de las plataformas mas completas de investigación genómica de España. Ya presente en EEUU, Japón e Irán, prepara su salida al mercado árabe. Desde su sede en la Isla de la Cartuja, afirman que su mercado es el mundo.

Enrique Vázquez Tatay,
director general

Tres emprendedores andaluces, Enrique Vázquez Tatay, Agustín Ruiz Laza y Luis Miguel Real, especializados en biología molecular, decidieron poner en marcha una empresa que buscara, a través de la genética, soluciones a enfermedades como el cáncer, la diabetes, la osteoporosis, el alzheimer, y la esquizofrenia. En 2002 crearon Neocodex, una compañía de investigación y desarrollo en biomedicina.

EL EXPORTADOR: ¿A qué se dedica Neocodex?
ENRIQUE VAZQUEZ TATAY
: Su objetivo es la creación de valor a través del descubrimiento y desarrollo de preproductos que alimenten los procesos normalizados de desarrollo de nuevos fármacos hasta completar las fases preclínicas de los mismos. Para ello, combinamos el uso de los bancos de ADN con las tecnologías más innovadoras de análisis genético.

Actualmente nuestro banco de ADN es de pacientes caucasianos mediterráneos, y ahí centramos nuestras investigaciones. Debido a los desarrollos llevados a cabo en diferentes patologías y a los hallazgos descubiertos se hace imprescindible validar dichos resultados en otras poblaciones. Para ello, se han alcanzado acuerdos con bancos en el extranjero como Bioserve en EEUU aprovechando nuestra filial allí, abierta en 2007, y se están realizando colaboraciones que nos permitan acceder a muestras de otras etnias. De igual modo, y siguiendo nuestra estrategia de internacionalización, se está estudiando la posibilidad de dos nuevas spin-out en países como Japón, donde están más avanzadas las negociaciones, e Irán, mercado emergente con interés en invertir en nuevas tecnologías relacionadas con las investigaciones biomédicas.

EE: ¿Cuál ha sido su estrategia internacional?
EVT: Toda nuestra expansión la hemos realizado con recursos propios, aunque hemos acudido a apoyos regionales, nacionales y europeos como la fundación Genoma España y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en colaboración con el ICEX, para participar en ferias.

Para dar el salto, la clave ha estado en centrarnos en los aspectos innovadores y en nuestra vocación de competitividad de un sector en alza como es la biomedicina. Para ello hemos tenido que hacer una gran apuesta por las inversiones tecnológicas y orientar las políticas de investigación a escala internacional. Nos enfrentamos a una carrera de fondo mundial por la lectura del genoma.

EE: ¿Cómo llevan la política de protección de patentes?

EVT: Desde nuestra empresa, hemos trabajado con compañías de gran experiencia en estos temas como ha sido el despacho Elzaburu así como con Illescas & Asociados. A partir de sus recomendaciones y de nuestra visión, vamos protegiendo el conocimiento que generamos, que es nuestro patrimonio.

EE: ¿Cuáles han sido sus mayores dificultades?
EVT:
Han sido varias, pero destacaría el acceso al capital para el desarrollo de este tipo de proyectos poco comunes en nuestro sector productivo. Tampoco es nada fácil el desarrollo mismo de la investigación, ni la proyección de imagen internacional.

EE: ¿Qué papel juega el capital riesgo en la compañía?
EVT:
Para nuestro negocio es determinante. Hemos asumido tres ampliaciones de capital en nuestra historia, que han diluido considerablemente las participaciones de los socios fundadores, pero que nos han dotado de recursos para evolucionar a cierta velocidad en nuestro proyecto. Gracias a ello, esperamos posicionar en el mercado en cinco años varios ensayos preclínicos.

EE: ¿Qué estrategia de futuro tienen prevista?
EVT:
Nuestros planes pasan por seguir creciendo internacionalmente. En algunos países árabes (Qatar, EAU) creemos que hay una oportunidad de negocio importante. Aspiramos a generar un holding biotecnológico que cree nuevas compañías relacionadas con el desarrollo y la transferencia de tecnología a comunidades y países que quieran desarrollar la genómica. Sin embargo, la crisis está afectando. España es un país acostumbrado a recortar los presupuestos de I+D+i cuando vienen las vacas flacas, y en este momento vienen escuálidas. No obstante, Neocodex está pasando a un modelo de ingresos estables que empiezan a independizarlo de la necesidad de financiación pública.

MARTA GARCÍA

 

La ficha
Nombre: NEOCODEX
Actividad: Investigación biomédica
Año de constitución: 2002
Personal: 25 empleados
Facturación 2008: 1.200.000 euros
Cuota de exportación: 25%
Sede: Avda. Charles Darwin s/n Isla de la Cartuja41092 Sevilla
Tel.: 955 047 618
Fax: 955 047 325
e-mail: evt@neocodex.es
Web: www.neocodex.es

 

Aviso Legal