La favorable situación política y económica que ahora vive el país conforman un escenario más atractivo para la inversión.

Estabilidad macroeconómica, bajo riesgo-país, recursos humanos cualificados y competitivos, régimen laboral flexible, legislación favorable a la inversión extranjera y creciente integración económica internacional permiten hacer una valoración de la situación económica general de Colombia razonablemente positiva.

A esta serie de aspectos favorables también hay que añadir que la reelección de Álvaro Uribe en la presidencia de la república ofrece cierta garantía de continuidad de la estabilidad en este período presidencial, para el que se espera mantener la mejoría en los datos relativos a la seguridad en el país.

La república goza de una buena posición geoestratégica en el continente entre Centroamérica y Sudamérica, lo que le permite servir como puente entre los dos océanos que bañan sus costas: el Pacífico y el Atlántico. Sin embargo, Colombia adolece de un importante déficit de infraestructuras de transporte, tanto viales como portuarias, que permitan al país sacar el máximo partido a su privilegiada ubicación.

Tras varios años de crecimientos del PIB superiores al 5%, las expectativas para los próximos todavía son moderadas a pesar de la desaceleración económica global. El año 2007 se cerró con un crecimiento del 7,5%, muy superior al pronosticado del 5,8%. Sin embargo en 2008 ya se ha reflejado la evolución de la economía internacional afectada por la crisis financiera y las subidas de los combustibles y de los alimentos. El dato estimado de crecimiento para 2008 ha sido del 3,7% y la previsión para el presente año está en torno al 3%. La tasa de inflación esperada para este año se sitúa entre el 4,5% y el 5,5%, más de dos puntos inferior a la registrada el año pasado como consecuencia de la disminución de los precios internacionales de los productos básicos y la ralentización de la demanda.

La inversión extranjera
El monto total de inversión extranjera directa (IED) en 2008 en Colombia, según el Banco de la República fue de 8.043 millones de dólares estadounidenses.

Desde el año 2004 hasta 2007 la inversión extranjera se ha triplicado en el país, manteniéndose esta misma tendencia hasta el tercer trimestre del pasado año, lo que pone en evidencia que la confianza de los inversores en Colombia cumple con sus expectativas.

Con respecto a los principales sectores receptores de IED, destacan los relacionados con las materias primas, tanto hidrocarburos como minería en general. Sin embargo, para este año 2009 se espera que los sectores que mayoritariamente concentren la inversión que llegue al país no sólo sean aquellos que están relacionados con el petróleo y sus derivados, sino también los relacionados con el sector de las infraestructuras.

Tradicionalmente son los Estados Unidos el país que ocupa la primera posición como inversor extranjero en Colombia. Sin embargo, mientras los flujos de inversión extranjera directa procedente de los Estados Unidos crecían desde el primer trimestre de 2007 hasta el primer trimestre de 2008 un 27%, la inversión española en ese mismo período registraba un incremento del 85%, lo que la aupaba al tercer puesto en el ranking de inversores en el país.

Actualmente para la inversión hay oportunidades en infraestructuras de transporte como carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos; en energía, en concreto en los sectores de electricidad, hidrocarburos y biocombustibles; y por último en telecomunicaciones, sobre todo para servicios postales.

La legislación colombiana sobre inversiones está recogida en el Decreto 2080, que marca como principio fundamental la igualdad de trato entre los inversores locales y extranjeros, aunque también establece limitaciones a la inversión extranjera en sectores que afecten a la defensa y seguridad nacional, en el tratamiento y eliminación de desechos tóxicos, peligrosos o radioactivos y en las sociedades concesionarias de servicios de televisión abierta.

Las inversiones procedentes del exterior, cualquiera que sea su modalidad deben registrarse ante el Banco de la República (http://www.banrep.gov.co/). Además, la ley permite al inversor formalizar contratos de estabilidad jurídica con el fin de garantizar la permanencia de las condiciones jurídicas existentes en el momento de realizar la inversión, salvo para el caso de las contribuciones a la seguridad social, los impuestos indirectos y las tarifas de los servicios públicos.

Para facilitar las inversiones extranjeras Colombia ha firmado con distintos países Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI). El que mantiene con España se encuentra aprobado y en vigor, como también lo está el convenio que tienen suscrito los dos países para evitar la doble imposición y el fraude fiscal.

Incentivos a la inversión
Con el objetivo de fomentar la inversión en el país, el Gobierno Colombiano se ha preocupado por aliviar las condiciones tributarias de los inversores extranjeros a través de diferentes medidas fiscales como: rebajas en el impuesto de la renta, eliminación de la retención sobre dividendos pagados a los inversores, supresión del impuesto de remesas y deducción por inversión en activos fijos. También existen determinadas exenciones al impuesto sobre las ventas y para el impuesto de la renta.

La legislación colombiana ha desarrollado mecanismos encaminados a la promoción del comercio exterior del país, que a su vez pueden constituir incentivos interesantes para la inversión extranjera. Ejemplos de estos mecanismos son la Ventanilla y el Formulario Único de Comercio Exterior que, administrados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y soportados en medios electrónicos, permiten simplificar y acelerar todos los trámites relativos a este tipo de comercio. O el denominado Plan Vallejo, que facilita el acceso a un sistema de importación especial para bienes que luego sean utilizados en la producción de otros destinados total o parcialmente a la exportación.

Existen Zonas Francas en las que se reduce la tarifa del impuesto de la renta al 15% y se permite, en algunos casos, la exoneración del IVA, o incluso la retirada temporal de materias primas para su procesamiento parcial fuera de la zona. En Colombia hay otras Zonas Francas Especiales Uniempresariales, que se corresponden con operaciones realizadas por las empresas que por su impacto social y económico pueden ser tratadas como Zonas Francas, a pesar de estar localizadas fuera de las mismas.

Otra figura son las Zonas Económicas Especiales de Exportación localizadas en las ciudades de Buenaventura, Valledupar, Ipiales, Tumaco y Cúcuta que gozan de regímenes especiales para nuevos exportadores y su objetivo es estimular el crecimiento económico en esas ciudades.

Por último, las Zonas Aduaneras Especiales, cuyos beneficios son principalmente fiscales, otorgan un régimen especial a la costa atlántica con el objetivo de promover nuevos desarrollos industriales, comerciales y de turismo.

Organismos de apoyo a la inversión
La organización encargada de la atracción de la inversión es PROEXPORT. Dependiente del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, mediante una red de oficinas nacionales e internacionales ofrece, entre otros, servicios especializados a empresarios extranjeros interesados en invertir en Colombia a través de un departamento específico denominado COINVERTIR.

Este organismo, en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo, creó PROINVEST para la promoción de la inversión extranjera hacia Colombia. Cuenta con una cartera de oportunidades en diferentes sectores económicos y ofrece asistencia a las compañías colombianas en el proceso de atraer inversión extranjera directa. En sus fines se concede especial relevancia a la transferencia de tecnología, a la ampliación de mercados y a la creación de empleo.

Con un carácter más local, existen en Colombia otras agencias que se encargan de atraer la inversión en sus respectivas áreas de influencia como son la Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín y el Área Metropolitana (ACI), cuyo objetivo es el incremento de los flujos de inversión, negocios y cooperación internacional hacia Medellín.

PROBARRANQUILLA, agencia de promoción de inversiones de Barranquilla y el Departamento del Atlántico, es una organización privada sin ánimo de lucro que tiene como propósito el desarrollo sostenible de la región.

Por último, INVEST IN BOGOTA es la correspondiente al área de la capital y su región. Fue creada por la Alcaldía Mayor y por la Cámara de Comercio de Bogotá para ofrecer de forma gratuita y de manera confidencial servicios orientados a satisfacer las necesidades de los inversores en cada paso del proceso.

 

Aviso Legal