La industria de la construcción en el Reino Unido se enfrenta en la actualidad a una coyuntura complicada, pero nuevos nichos de mercado se abren al exportador en un país que en los últimos años ha visto cómo su déficit comercial en materiales de construcción continuaba en aumento. Tal es el caso de los materiales de construcción sostenibles, que atraen cada vez más la atención de arquitectos y proveedores británicos en un marco en el que el Gobierno ha redoblado sus esfuerzos en lo que a legislación y regulación sobre temas medioambientales se refiere. Además, el Gobierno británico se ha comprometido a incrementar el número de nuevas viviendas sociales en más de un 50% en los próximos tres años, al tiempo que se ha anunciado la intención de renovar el parque de vivienda existente con el objetivo de mejorar su eficiencia energética.

Según John Tebbit, director de asuntos industriales de la Construction Products Association, “no existe una definición clara de material de construcción sostenible y tampoco existen datos agregados claros sobre su peso en el mercado de materiales de construcción”. Tebbit destaca que, “para la mayoría de los materiales, su sostenibilidad no solo depende de su proceso de fabricación y sus cualidades, sino también de sus pautas de instalación, mantenimiento, sustitución y de cómo nos deshacemos de los residuos”. En este sentido, resulta de interés la consulta de la Green Guide to Specification, un documento que aúna toda la regulación existente en el sector.

Oportunidades verdes
Aunque no se trate de una tendencia mayoritaria del mercado, el impulso del Gobierno a políticas más respetuosas con el medio ambiente y el creciente interés de la industria por encontrar nuevas líneas de negocio están abriendo camino a nuevas oportunidades de negocio. Paul King, director ejecutivo del UK Green Building Council, señala: “Incluso en tiempos difíciles, y quizás sobre todo en momentos complicados para el sector, los propios clientes demandarán más en términos de eficiencia, calidad y productividad. Un entorno de construcción que sea sostenible a nivel económico, social y medioambiental es el único en el que merece la pena invertir en la presente coyuntura”.

Como parte de la estrategia de impulso a la sostenibilidad del sector de la construcción en el Reino Unido, el Gobierno británico ha hecho público el nuevo Código para la construcción sostenible de viviendas que entrará en vigor el 1 de mayo de 2009, momento a partir del cual todas las nuevas viviendas que se construyan tendrán que acogerse a esta regulación, lo que supondrá un importante paso en la reducción de emisiones a la atmósfera, ya que el Gobierno se ha comprometido a que los nuevos proyectos de construcción supongan una emisión de CO2 nula para 2016.

Además, el Gobierno presentaba en febrero de 2009 un ambicioso plan para abordar la reforma ecológica de una cuarta parte de las viviendas del país, proyecto que nace con la intención de recortar el gasto energético y reducir los niveles de contaminación producida por los hogares británicos, que representan un 27% del total de emisiones del país.

Según los cálculos del Gobierno, con las medidas se espera reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% para 2020 y en un 80% para 2050. Varios informes estiman que el coste de estos proyectos de aislamiento y de implantación de energías limpias, que afectará a siete millones de viviendas en los próximos años, podría llegar a los 12.000 millones de libras (unos 13.375 millones de euros).

La envergadura de estos proyectos da cuenta del creciente interés que la construcción sostenible despierta entre los agentes públicos y privados implicados.

Por ello es fundamental conocer las vías de entrada al mercado y analizar el cliente principal de este tipo de productos. En este sentido, es de vital importancia identificar a los agentes implicados en la fase del proceso de selección del producto:

- el especificador (arquitecto, ingeniero o diseñador),
- el quantity surveyor (técnico responsable del cálculo de los costes de construcción),
- el contratista
- y el proveedor del producto.

Muchas empresas españolas deberán centrar sus esfuerzos en la figura del especificador para dar a conocer sus productos. Desde la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España (Ofecomes) en Londres, Jorge Postigo, director del departamento de Productos Industriales y Servicios, recomienda al empresario “realizar un trabajo de estudio previo para localizar el contacto adecuado al que enviar la información sobre el producto y realizar un seguimiento posterior”.

También se recomienda a las empresas que “se registren en el directorio Barbour Index, la principal fuente de información sobre materiales para los especificadores y que consideren la posibilidad de contratar a un agente local con un conocimiento profundo del mercado”, continúa Postigo.

Por último, se sugiere a los potenciales exportadores que realicen un seguimiento de los principales proyectos de construcción que convocan tanto los organismos regionales como los locales, y que presenten propuestas conjuntas con socios británicos o suministren materiales, equipos o servicios a la empresa adjudicataria.

Para los proyectos de menor cuantía, es recomendable utilizar los servicios del agente o representante local, que suele ser esencial a la hora de realizar los contactos adecuados entre empresas y organismos oficiales, identificar licitaciones y seguir los procesos de adjudicación.

En el caso de los proyectos de mayor envergadura, también pueden consultarse el Tenders Electronic Daily (TED), un servicio oficial de la UE. Existen además empresas privadas que ofrecen servicios de búsqueda de concursos y de acercamiento del sector privado a los contratos públicos, como por ejemplo BIP Solutions.

Una tendencia innovadora
A medio plazo, la tendencia en el sector es por tanto que “los especificadores y los clientes finales valoren cada vez más la innovación en el diseño y la fabricación del producto, para lo que deben tener en cuenta la regulación existente en el Reino Unido al respecto. También se valora cada vez más el hecho de que en el proceso de fabricación se produzca un menor consumo energético, o que el consumo provenga de fuentes de energías más limpias”, afirma Postigo.

Las cifras disponibles muestran que la construcción privada y la vivienda son los subsectores más afectados por la crisis del sector, pero los proyectos asociados a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, junto a importantes proyectos en el sector energético y, sobre todo, la obra civil ligada a los ambiciosos planes de infraestructuras del Gobierno británico, abren una interesante senda de oportunidades para los proveedores de materiales de construcción más verdes.

Principales ferias
ECOBUILD
Feria profesional centrada en materiales de construcción sostenibles
Londres
Organizador:
International Business Events Ltd
Tel. 00 44 207 763 59 29
mcostain@ibeltd.com

INTERBUILD
Feria profesional de construcción
Birmingham
Organizador:
Emap Connect
Tel. 00 44 207 728 46 21
stacey.donoghue@emap.com

Documentación
Nota sectorial: El mercado de la construcción en el Reino Unido
Charo Sanchis Font. Oficina Económica y Comercial de España en Londres, febrero 2009, 28 págs

Strategy for sustainable construction
Shriti Vadera, Phil Woolas, Caroline Flint, Ian Pearson, Margaret Hodge, William Jordan, Mike Davies, ed. HM Government en asociación con Strategic Forum for Construction, junio de 2009, 64 págs., en inglés
www.berr.gov.uk

Carbon reductions in new non-domestic building report
VV.AA., ed. UK Green building council, diciembre de 2007, 129 págs., en inglés

Aviso Legal